Mercados de Navidad en Croacia

¡Qué bonita sensación la de sentirnos niños de nuevo, al menos durante Navidad! La colorida decoración, los árboles iluminados y el olor de los dulces tienen el fantástico poder de retrotraernos en el tiempo hasta el tiempo en el que esperábamos la Navidad.

Los mercados de Navidad consiguen fascinar a grandes y pequeños… movernos entre los puestos resulta un verdadero placer para todos. En Europa encontramos tantos de estos mercados que la elección resulta difícil. Si queremos reencontrarnos con la tradición, lo mejor será visitar los mercados de Croacia.

Podemos ir a la capital, Zagreb, pero también podemos ir a las ciudades costeras como Zara, Fiume, Imag y Spalato donde podemos encontrar, durante el periodo navideño, la oportunidad de vivir la magia de la Navidad, no sólo con los mercados, sino también con otras manifestaciones y eventos culturales.

Foto CC-BY-SA de Marianocecowski

                                                                         Foto CC-BY-SA de Marianocecowski

Llegar hasta Croacia es muy sencillo. Podemos hacerlo en avión, pero sobre todo encontramos barcos que nos permiten atravesar el mar Adriático muy cómodamente y en poco tiempo desde varios puertos italianos.

Si elegimos como destino Fiume (Rijeka),podremos admirar la fabula decoración del Korzo, pasear entre los stands y puestos que ofrecen todos lo que queramos para decorar el arbol de Navidad, pero también muchas cosas más. Los niños podrán divertirse con el tren de Papá Noel que circula por las calles de la ciudad. Los adultos podrán disfrutar, si la estancia coincide con dicho período, del concierto de Navidad que se lleva a cabo en la Catedral. En Split, conocida como la Estrella de Croacia, durante el Adviento “Adventilacija”, encontramos manifestaciones culturas, conciertos y espectáculos de folclore, ya sea en las calles del centro de la ciudad como en la plaza. El mercado de Navidad tiene lugar en el paseo marítimo y ofrece, como marca la tradición, decoraciones de colores, artesanías de todo tipo y dulces típicos navideños, como los de pan de jengibre. Si se tiene la oportunidad, vale la pena, en Navidad, segur la misa de medianoches en la pequeña iglesia de la Virgen de Belén, en el Monte Marjam.

Si decidimos ir a la capital, Zagreb, podremos sumergirnos en un mundo fantástico. Todo en la ciudad, desde las callejuelas del centro histórico hasta las grandes avenidas, nos recuerda que estamos en el período más fantástico del año: luces, adornos, decoraciones de colores… Todo esto acompañado por música y conciertos para todos los gustos, sin olvidarnos de los espectáculos para niños.

Los mercados son el orgullo de Zagreb, de hecho regalan su decoración en varios puntos de la ciudad: en la Plaza Europa, en Ban Josip Jelačic Square y en Zrinjevac. De los grandes pabellones a los simples puestos, todo es perfecto para despertar la fantasía de los visitantes. Los adornos para el árbl de Navidad y el pesebre propuesto son el resultado de la creatividad y de la maestría de los artesanos locales, y también de los provenientes de otras partes del mundo. Podemos encontrar muchos otros objetos objetos, todos, completamente fabulosos para regalar a nuestros seres queridos. También encontramos varios stands gastronómicos donde, aparte de las muchas especialidades, no pueden faltar dulces tradicionales, para regalar y degustar in situ, así como tampoco puede faltar el vin brûlé que nos calentará del frío, al mismo tiempo que calentará nuestros corazones.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *