Ceuta, ¿qué ver?

¿España o Marruecos? ¿a dónde prefieres ir de vacaciones? Existe un lugar que puede resolver el dilema: estamos hablando de Ceuta. De hecho, lo que caracteriza a esta espléndida ciudad es que se trata de una ciudad española, incluso aunque se encuentre en el continente africano.

Se trata de una península en el Mediterráneo, al este del estrecho de Gibraltar, en la costa africana, no demasiado lejos de las ciudades marroquíes de Tánger y Tetuán. Pero no debemos confundirnos: Ceuta es una Ciudad Autónoma española. Se encuentra frente a Andalucía, en concreto, frente a la ciudad de Algeciras, a muy poco tiempo en barco.

Lo que convierte a Ceuta en una ciudad interesante es su convivencia con la cultura europea y africana y a pesar de la contraposición entre ambas, conviven de manera cordial, creando una atmósfera capaz de fascinar a los visitantes.

Una vez llegados al puerto, en la parte continental, tendremos que atravesar el foso de San Felipe para llegar al centro, encerrado en su totalidad en la península.

Foto CC-BY-SA de Ecemaml

Foto CC-BY-SA de Ecemaml

Lo primo que nos llama la atención es la gran fortificación orientada hacia la Plaza de las armas, es decir, hacia las Murallas Reales, levantadas por los árabes para defender la ciudad. Si continuamos con nuestro recorrido, puede hacerse sobre las muralles, disfrutaremos de un panorama fantástico con el azul del mar y con toda la ciudad, con sus bonitos edificios andaluces y sus grandes plazas.

Una de estas últimas es la Plaza de la Constitución, que se une a la Plaza de África a través del Paseo de Las Palmeras. En la Plaza de África, con sus parterres floridos y muy bien cuidados, se encuentra la Catedral de Santa María de la Asunción, construída sobre la mezquita entre el siglo XVII y el XVIII es de estilo neoclásico mayoritariamente, con una fantástica fachada en mármol negro.

Siempre en la misma plaza encontramos el Santuario de Nuestra Señora de África, llamado también Parroquia de Santa María de África, construido sobre la antigua ermita portuguesa. El 5 de agosto, al final de la Feria de Ceuta, que incluye diversos eventos y manifestaciones culturales, se celebra la fiesta de Nuestra Señora de África.

Paseando por el Paseo de la Marina Española, podemos divisar el espectacilar Parque Marítimo del Mediterráneo, del arquitecto conejero César Manrique; aquí, los lagos, cascados, fuentes y jardines se encuentran en tal armonía que parecen completemente naturales. Aun así, no encontramos sólo estupendos jardines. De hecho encontramos juegos para niños, bares, restaurantes y además un casino. El Parque resulta, por todos estos motivos, un lugar muy concurrido y frecuentado ya sea de día que de noche.

El Monte Hacho, al este de la ciudad, es uno de los lugares que no podemos perdernos. Cuenta la leyenda que se trata de una montaña que fue movida por Hércules para abrir un paso entre el Mediterráneo y el Atlántico. Podemos llegar a la cima del monte con el funicular, y desde allí contemplar el estrecho desde el Mirador de San Antonio. Aferrada al acantilado encontramos la fortaleza del Castilo del Desnarigado, con su museo.

Las playas más populares por los habitantes de Ceuta son la Playa de la Ribera y, al sudeste, la Playa del Chorrillo; ambas son de arena, con fondos bastante profundos y, obviamente, con un mar límpido. Como en cualquier playa española, encontramos, también, quioscos que no venden únicamente bebidas, sino que están equipados para cocer el pescado o carne a la brasa.

Ceuta es una pequeña ciudad, pero para todo lo que tiene que ofrecer a sus visitante, ¡resulta una verdadera joya!

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *