Arrecife, la acogedora capital de Lanzarote

¿Sueñas con ir de vacaciones a las Islas Canarias? No lo dudes más: escoge Arrecife, la capital de Lanzarote y seguramente no te arrepentirás de ello.

De hecho, esta acogedora ciudad te sorprenderá con sus fascinantes paisajes de rocas que dan el nombre a la capital, sus casas blancas y su límpido mar.

Si venimos desde España por mar, Lanzarote será la primera de las Canarias que encontremos. Su capital, Arrecife, se encuentra en el centro de la costa oriental. Ante el viajero se presenta con muchos arrecifes y pequeños islotes. El pueblito de pescadores se ha convertido en un lugar de culto turístico y de balneario, sin perder su encanto tradicional.

Desde el punto de vista cultural, no faltan lugares para visitar, como por ejemplo el Castillo de San José y su museo Internacional de Arte Contemporáneo. Podemos llegar a pie si salimos desde la Avenida del Mar y seguimos el paseo litoral.

arrecife

                                                                  Foto CC-BY de Marc Ryckaert 

La Casa Amarilla se encuentra en la Calle León y Castillo y alberga diversas exposiciones.

La Casa de Los Arroyo es un precioso edificio de estilo colonial; alberga el Centro Científico y Cultural Blas Cabrera, físico de renombre nacido en Arrecife.

Un de los barrios más característicos es el de San Ginés, el patrón de la ciudad, cuya fiesta se celebra durante el mes de agosto. La Parroquia Matriz de San Ginés, de 1665 y estilo barroco, le rinde homenaje.

La Laguna de El Charcho de San Ginés es un puerto natural. Todo el barrio ha sido renovado y alberga bares, restaurantes y teatros, formando un bello conjunto con las casas de los pescadores.

Para las compras encontramos la Calle Real, conocida también como la Calle León y Castillo. Sin embargo, para la vida nocturna tendremos que movernos a la Calle José Antonio o a la Avenida Fred Olsen dónde no echamos en falta bares, discotecas o salas de billar.

Si queremos pasear a la sombra de grandes arboles tropicales y con el mármol de bonitas fuentes, será suficiente con dirigirnos al Parque de la Marina donde encontraremos, también, el Kiosco de la Música.

Justo frente a la ciudad encontramos algunas islas como por ejemplo el islote de San Gabriel y su fortaleza. El Castillo de San Gabriel alberga el Museo de Historia y se conecta con el Puente Nuevo de Piedra, circulable, y por el Puente de Las Bolas, peatonal. Las vistas desde el Castillo son inigualables: podremos contemplar la inmensidad del mar, pero también toda la ciudad.

La playa más cercana al centro, se puede llegar a pie, es la Playa del Reducto, con una longitud de más de 500 metros. Se trata de una bahía con una playa equipada y parking.

Alejándonos unos cuantos kilómetros encontramos la Playa de Matagorda, una bonita laya de arena, con un agua impoluta y fresca (no olvidemos que nos encontramos en el Atlántico, por lo tanto el agua estará más fría que la del Mediterráneo).

Vale la pena movernos unos cuantos kilómetros más (más o menos 11) para visitar el Cactus Garden situado en la localidad de Teguise. Este espectacular jardín botánico que acoge muchísimas especies de cactus es una obra del famoso arquitecto César Manrique; en la entrada encontramos un molino de viento.

A 5 kilómetros de Arrecife, en Taro de Tahiche, encontramos la fundación dedicada a César Manrique, con algunas de sus obras como cuadros, esculturas y proyectos arquitectónicos.

Por lo tanto,no ninguna duda, cuando se va a Lanzarote encontraremos el modo de relajarnos, de ver tantas cosas magníficas, pero además podremos apreciar la magnífica acogida de toda la ciudad.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *